LAS GLORIAS DE MARÍA

San Alfonso María de Ligorio

SÚPLICA DEL AUTOR A JESÚS Y A MARÍA

 

ORACIÓN CONFIANDO EN LA PROTECCIÓN DE MARÍA

 

María, señora y madre nuestra,

has dejado la tierra y subido al cielo,

donde estás sentada como reina

sobre los coros de los ángeles.

Como de ti canta la Iglesia:

”Has sido exaltada sobre los coros angélicos

en el reino celestial”.

 

Nosotros, pecadores, sabemos

que no somos dignos de tenerte

en este valle de tinieblas.

Pero sabemos también que en tu grandeza

no te has olvidado

de nosotros, miserables pecadores;

y con ser sublimada a tanta gloria,

no se ha perdido sino acrecentado

tu compasión hacia nosotros,

los pobres hijos de Adán.

 

Desde tu excelso trono de reina

vuelve, María, hacia nosotros

esos tus ojos misericordiosos

y ten piedad de nosotros.

Recuerda que al dejar esta tierra

prometiste acordarte de nosotros.

Míranos y socórrenos.

Ya ves cuántas tempestades

tendremos que arrostrar

hasta que lleguemos al final de nuestra vida.

 

Por los méritos de tu asunción, consíguenos

la santa perseverancia en la amistad divina

para que salgamos finalmente de este mundo

en la gracia de Dios

y así podamos llegar un día

a besar tus plantas en el paraíso

y, unidos a los bienaventurados,

alabar y cantar tus glorias

como lo mereces. Amén.

 

 

www.caminando-con-maria.org

www.caminando-con-jesus.org

p.s.donoso@vtr.net